kpis

Lanzar una campaña sin apoyarte en KPIs es como andar en bici sin frenos: vale…. puedes hacerlo, pero lo más probable es que acabes estrellándote al poco de haber empezado. Los KPIs o Key Performance Indicators (Indicadores clave de rendimiento) son unidades de medida que nos ayudan a evaluar si nuestras campañas de marketing están cumpliendo o no sus objetivos. De no existir indicadores de rendimiento, ¿cómo sabríamos si la campaña x está ayudándonos a escalar el negocio o, por el contrario, es un auténtico agujero de dinero?

La respuesta es fácil y corta: no lo sabríamos. No podemos valorar el éxito o el fracaso sin una unidad entorno a la cual medir cómo de cerca o de lejos nos hemos quedado de un objetivo. De ahí también que sea muy importante que los objetivos que establezcamos sean SMART (Specific – específicos, Measurable – medibles, Achievable – alcanzables, Realistic – realistas y Timely – definidos para un plazo de tiempo determinado).

No solo usar KPIs, que sean los correctos

Además, a la hora de medir cómo van nuestras campañas, debemos usar KPIs correctos. Usar los incorrectos es tan poco útil como no usarlos. Por suerte o por desgracia, no hay cuatro o cinco KPIs que valgan para todo, hay cientos de ellos entre los cuales tendremos que elegir los adecuados para cada una de las acciones que lancemos. Sólo así podremos ver si están funcionando o no.

En Google Ads, por ejemplo, ¿querrías continuar con una campaña donde has invertido más de 1.000€ sin conseguir una sola venta? Pues… depende. Si tu objetivo es generar ventas, aumentar ingresos u optimizar en base a ROAS (Return On Ad Spend – retorno del gasto publicitario), es evidente que no. Sin embargo, si esa campaña pretende atraer visitantes a tu nueva web para darte a conocer y, con esos 1.000€ te ha generado 8.000€ clics (clics con baja tasa de rebote y buena duración media de sesión), es posible que si.

Mis KPIs están altamente enfocados a resultados de ventas e ingresos. Podría decirse que el ROAS y la tasa de conversión nunca faltan en mis informes. Sin embargo, también gestiono campañas de branding. Sería un error por mi parte juzgar el éxito o fracaso de las primeras campañas con los indicadores claves de rendimiento de las segundas o viceversa.

En este error caen a veces algunos clientes que, sin darse cuenta, se fijan en métricas secundarias en lugar de hacerlo en aquellas que realmente van a ayudarle a lograr sus objetivos. Ofrecer claridad en esto también es nuestro trabajo como expertos en marketing digital. Además de gestionar y hacer que una campaña sea un éxito, debemos hacer que el cliente sepa en qué debe fijarse y por qué. Que ambxs estemxs en la misma página será, sin duda, el mejor comienzo.

Que son los KPIs y por qué debes usarlos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies